No te duermas en el sofá. Fortaleza emocional aplicada.

Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan de unos hábitos saludables. Nos cuidamos poco y mal, pero con unos sencillos consejos podrás mejorar la calidad del sueño y conseguirás que sea más reparador. No tenemos que dormir más, tenemos que dormir mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *